fbpx
Tipos de mortero

Tipos de morteros y sus proporciones

Un mortero es la sustancia o mezcla que se utiliza para dar la consistencia necesaria a la mampostería fina. El mortero se compone de cal, arena y agua en varias porciones. En el ámbito de la albañilería, el mortero es un material aglutinante, de relleno y de acabado que se obtiene mezclando áridos finos secos o poco compactados, consistentes en arena, grava y/o piedra triturada, con agua y cemento. Todo esto se pueden usar en máquinas para proyectar mortero y en BISHOP SL tenemos las mejores.

¿Cuándo se usa el mortero?

El mortero es un material de construcción utilizado para unir dos o más materiales de construcción, como unidades de mampostería, ladrillos, bloques y baldosas. En su forma más sencilla, el mortero es una pasta de cemento y arena -a menudo reforzada con aditivos- que permite apilar y unir las piezas.

Una junta de mortero se forma mediante el uso de un mortero de base (también llamado «lechada») para rellenar los espacios entre las unidades de mampostería adyacentes. En las juntas bien hechas, el mortero debe adherirse a las caras de todos los componentes y no debe contener vacíos (espacios abiertos).

Mortero de cemento

Mortero de cal arena

El mortero de cal y arena suele utilizarse como capa de base o de solado en paredes, suelos o encimeras antes de colocar baldosas o piedra. El mortero ayuda a crear una superficie nivelada para las baldosas o piedras. También sella los pequeños huecos entre las baldosas y evita que la humedad entre en la pared detrás de ellas. Para este tipo de mezcla, se recomienda la OB-PRO 28 230V.

Proporción cal y arena

La proporción de cal y arena para el hormigón es de 1 parte de cal por 3 partes en volumen de arena. Se trata de una directriz general y no se aplica a todos los proyectos de construcción. La proporción depende del tipo de material que se utilice, así como de su uso previsto.

Mortero de arena cemento

El mortero de cemento y arena es un tipo de mortero utilizado en los trabajos de albañilería. Se fabrica mezclando arena, cal y cemento. Este tipo de mortero se endurece hasta convertirse en piedra cuando se cura, y se utiliza para construir muros y suelos de mampostería.

El mortero de cemento y arena es uno de los más antiguos, ya que se remonta a la antigüedad. Se utilizó en proyectos de construcción romanos como el Panteón y sigue siendo una opción popular hoy en día para proyectos de construcción profesionales con el uso de maquinaria de calidad como OB-PRO 30 230V.

Proporción de arena cemento

La proporción de arena y cemento es importante porque determinará la resistencia, la durabilidad y la flexibilidad de la mezcla de mortero. Cuanto mayor sea la proporción de cemento y arena, más resistente será el mortero. Por ejemplo, si añades más cemento del necesario a una mezcla de mortero, acabarás con algo demasiado rígido y difícil de usar.

En cambio, si añades demasiada arena y poco cemento, el mortero no será lo suficientemente fuerte como para mantenerse unido cuando esté seco. La mejor manera de encontrar la proporción correcta de arena y cemento para tu proyecto de albañilería es por ensayo y error. Empieza con una proporción de 1:3 (arena: cemento) y aumenta o disminuye a partir de ahí hasta que obtengas los resultados deseados.

Mortero cemento, cal y arena

El mortero de cemento, cal y arena es el tipo más común de mortero utilizado en la construcción. Está hecho de cemento, arena, agua y cal. Cuando se mezclan, estos ingredientes forman una pasta que se endurece cuando se expone al aire.

La resistencia del mortero de cemento depende de lo bien que se haya mezclado y del tiempo que haya tenido que fraguar antes de ser utilizado.

Una buena maquina para este tipo de mezcla es la OB-PRO 50 400V. Los morteros de cal se utilizan cuando se necesita un mortero fuerte pero flexible que no se agriete bajo tensión. Suelen utilizarse para trabajos interiores, como el parcheado de grietas en paredes y suelos, o para el enlucido de ladrillos en zonas donde se requiere un acabado uniforme. Los morteros de cal tienen menos resistencia que los de cemento porque contienen más agua, lo que los hace más flexibles.

Proporción de cemento, cal y arena

Para hacer el revoque se utiliza cemento, cal y arena. La proporción de cemento, cal y arena es de 1:2:3 (en volumen). La adición de agua completa el volumen restante de la mezcla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.