fbpx
Portada de un rotor y como solucionar el retardo

¿Por qué mi rotor no funciona bien?

Un rotor es una de las partes más importantes de diversos tipos de maquinarias. Es por ello que, al trabajar con máquinas que hacen uso del mismo, debemos estar al tanto de cómo reconocer sus fallas y saber cómo actuar ante este tipo de situaciones.  

Motivos frecuentes de las fallas en el rotor

Existen algunas fallas que son las más frecuentes de todas en lo que respecta al rotor. Por lo tanto, es importante reconocerlas a tiempo para evitar consecuencias mayores. Recuerda que, al ser el encargado del suministro de energía para el encendido, puede dañarse la bobina o quemar el electrodo y la platina.

Así que, para que estés al tanto de qué puede estar mal con tu rotor, a continuación, te hablamos de las fallas más comunes y de cómo puedes notar que suceden:

Desgaste general

Al ser una pieza de tanta importancia, está propensa a padecer de desgaste en general. Una de las partes que más se suele desgastar es la caña del tornillo sinfín, lo cual puede resultar grave. Ya que, ante el desgaste, sufrirá una reducción notoria en el tamaño de su diámetro.

Este tipo de situación genera una clara disminución de la presión y sentirás que pierdes el ajuste del mismo. Por ello, hay que estar al pendiente de su nivel de desgaste para así ajustar bien la presión del trabajo.

Otra de las partes de los rotores que suele desgastarse con mayor frecuencia es su base metálica. El desgaste en esta zona se suele producir porque está teniendo un roce con la tubería o porque ha estado en contacto con un fluido abrasivo. En estos casos, sí se recomienda cambiar cuanto antes el rotor.

Rotura en la parte principal

Además del desgaste, el rotor es una pieza que también se encuentra propensa a padecer de roturas, especialmente en la parte de la cabeza. En este caso se genera específicamente en la parte en la que se hace la unión de la transmisión de la maquinaria.

El motivo principal que genera este tipo de caso es la falta de limpieza, pues el material proyectado se queda dentro de la máquina y se endurece, lo que hace que la cabeza del rotor se rompa con facilidad. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer para evitar este tipo de situación, es siempre limpiar la máquina luego de utilizarla.

Abrasión

En vista de que el rotor es una pieza que gira a altas velocidades, es totalmente normal que se generen también casos de abrasión. Aunque la misma también puede venir producida por el uso de fluidos abrasivos en la máquina.

Los casos de abrasión se vuelven notorios desde la superficie. Por lo tanto, apenas lo notes, puedes optar por cromar ese mismo rotor que tienes para reutilizarlo nuevamente y en buen estado.

Ataque ácido

Por supuesto, hacer uso de líquidos o mezclas que contengan ácido, generarán una repercusión directa a tu rotor. Como te podrás imaginar, esto genera graves daños, ya que el ácido ataca de forma directa al cromo de la pieza y de la máquina en general también.

Si has notado a tiempo que se ha introducido ácido en la máquina y que está afectando el rotor, debes vaciar por completo el pozo y limpiarla muy bien. De ese modo, acabarás con cualquier rastro que haya podido quedar de ese tipo de sustancia. 

¿Qué hacer cuando se daña por completo un rotor?

Ahora bien, cuando notes que el rotor se encuentra dañado por completo, debes procurar cambiarlo por uno nuevo del mismo modelo lo más pronto posible. Ya que si se encuentra en mal funcionamiento puede generar daños y consecuencias a otras partes de la maquinaria.

En caso de que no sepas realizar el cambio de esta pieza, no te preocupes, existen varios servicios técnicos de gran calidad que saben a la perfección cómo actuar en este tipo de caso. Así que, ante la duda, siempre será mejor dejar todo en manos de los profesionales.

Si estás en busca de la adquisición de un rotor nuevo, aquí en Bishop contamos con una amplia variedad de modelos. Así que, revisa nuestro catálogo y de seguro encontrarás justamente el modelo que estás buscando para tu maquinaria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.